Amortiguadores Reológicos

9 October 2013, Comentarios: 0

Son tipos de amortiguadores de dureza variable que utilizan un líquido cuya viscosidad se puede modificar a voluntad.  A diferencia de otros amortiguadores, el control no se obtiene por medio de electroválvulas y el rango de variación de dureza es continuo, en vez de limitarse a tres o cuatro valores fijos.

El líquido contiene finísimas partículas de hierro en suspensión, lo que le permite cambiar su viscosidad al aplicar un campo magnético, aunque también hay otras versiones que reaccionan directamente a una corriente eléctrica. Para regular los amortiguadores, es suficiente con un campo magnético muy pequeño, cuyo valor es fácilmente controlable mediante una centralita electrónica.

Además, el tiempo de reacción es extremadamente breve, mucho más rápido que las electroválvulas de otros tipos de amortiguadores. Los amortiguadores son componentes esenciales para la estabilidad, el frenado, el confort y el desgaste correcto de los neumáticos, por lo que es muy importante su inspección regular; muchas veces vamos detrás de un vehículo y podemos observar como el movimiento de una de las ruedas al pasar por un bache se asemeja a una bola de ping-pon. Esto se da debido al daño en sus amortiguadores.

Realice una inspección visual en busca de fugas de líquido hidráulico por el vástago de los amortiguadores, revise los soportes de sujeción a la carrocería y los amortiguadores, ya que un pequeño desgaste puede hacer que se pierda el efecto de los amortiguadores en el vehículo, producir un ruido de suspensión y en algunos casos se puede desprender de la carrocería.

Estos dispositivos son susceptibles a los golpes muy fuertes que puedan curvar el vástago de los amortiguadores haciendo que la suspensión sea rígida.

Es recomendable hacer una prueba de eficiencia de los amortiguadores al menos una vez al año, ya que visualmente pueden estar en perfecto estado, pero ya han perdido su capacidad de trabajo.

Debe tenerse en cuenta que unos amortiguadores en buen estado, mejora el confort, y la estabilidad. Es sumamente importante hacer una prueba de manejo para determinar el buen estado del vehículo y sus amortiguadores.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *