Sistema de frenado y sus repuestos: Puntos a considerar para instalar el sistema de frenos

25 February 2014, Comentarios: 0

¿Listos para instalar el sistema de frenos?

Antes de comenzar cualquier reparación en el sistema de frenos,  es muy importante revisar los repuestos y analizar si hay alguna fuga. Si es así, se debe hacer la reparación inmediata. El líquido de frenos tiene una vida útil; si está sucio o contaminado es recomendable cambiarlo.

Desde el punto de vista de instalación, es muy importante comenzar con los repuestos, como la bomba principal de frenos. En este caso, es básico mantener siempre el nivel máximo de líquido. Después, nos encontramos con el booster, un reforzador, que debe llevar una manguera que va al múltiple de admisión, que es como se alimenta el sistema. Si esa manguera se encuentra en mal estado o no está puesta, el vehículo perderá capacidad de frenado.

Si es un vehículo de gasolina, la manguera está conectada directamente al múltiple de admisión, pero si es motor diesel, tendrá una bomba adicional de vacío que es donde se alimenta esta sección.

 

De ahí se pasa propiamente otro de los repuestos fundamentales,  al caliper, donde se encuentra la tubería flexible. En la parte  delantera encontramos un sistema de disco, donde ubicamos lo que a estos repuestos  comúnmente se conoce como “pastillas”. Estas deben de estar en buenas condiciones y debemos asegurarnos de que las mordazas móviles realmente tengan un movimiento libre. En ocasiones, este movimiento se puede perder porque los repuestos están sucios o contaminados, o por el contrario los pines están gastados y el movimiento aumenta.

Para instalar la pastilla, se deben comprimir los pistones; de lo contrario, no podría entrar la pastilla. Aquí se debe verificar que los repuestos a colocar o sea los pistones no estén picados. Las pastillas que se colocan deben ser de acuerdo con el tipo de vehículo y de acuerdo al tipo de repuestos que el fabricante recomiende.

En cuanto a los vehículos con frenos de tambor o frenos traseros debemos considerar que en este caso se encuentran otros repuestos como por ejemplo  las zapatas, que son una parte metálica sobre la cual se vulcaniza la fibra. Aquí hay que quitar varios repuestos, como los puntos de anclaje, los resortes de retracción y el cable de freno de estacionamiento.

Los resortes de retracción deben tener la suficiente tensión para que puedan recogerse una vez que pase la acción de frenado y revisar que no haya fugas en la bomba auxiliar. Nos debemos asegurar de que las fibras de las zapatas abran cuando presionen el pedal.

En la mayoría de los casos, el freno de estacionamiento trabaja con los repuestos como las zapatas.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *